Ellas recorren la sierra rarámuri, la de los hombres pájaro y las mujeres de pies que parecen volar entre rocas y caminos infinitos… son tres fotógrafas las que recolectan la devoción y tradición en la fiesta grande, en el caso de SYLVIA ALONSO; la vida que transcurre en los internados que les permiten a los pequeños ir a la escuela sin andar los kilómetros que los alejan, en ese caleidoscopio de colores que ofrece LILETTE AGUIRRE, o la intensa belleza en los retratos de la vida cotidiana que SEILA MONTES, con una luz mágica que transforma los rostros y oficios casi en pinturas, resumen la fortaleza de ellas, las que cocinan, las que danzan, las que representan ese mundo que vive y pervive en los altos de Chihuahua.

Dentro de los campamentos de refugiados, los jóvenes sa­harauis que retrata CRISTIAN SARMIENTO y describe ARITZ TUTOR, vivían un proceso de cambio para esbozar su particular manera de abordar el conflicto con Marruecos hasta que ahora, apenas a mediados de noviembre, el Frente Polisario dio por roto el pacto de alto al fuego firmado en 1991 para buscar la liberación del Sahara, la última colonia africana.

Si la flora y los animales son los portavoces del lugar en que moran, TAMARA BLÁZQUEZ les permite contar su historia, sus gozos y vicisitudes, su pasado y su porvenir, en las fotografías que muestran la fauna que habita –a veces visible, a veces casi anónima– en la ciudades en las que no todos se percatan de su presencia.

EN MOVIMIENTO recupera cómo el ojo de TOCHIRO GALLEGOS recompone el supuesto caos y logra un diálogo armónico entre la ficción y la realidad, para crear una bitácora visual que es tanto medio de promoción de una película, como una memoria gráfica del trabajo de los cineastas con los que labora.

EN EXPOSICIÓN presenta el recorrido visual posible en la muestra De paso, en la que PEDRO VALTIERRA escudriña las formas e implicar al observador para concretar el mensaje, mediante la exhibición ­venta montada en la galería Casa de la Ciudad y el Viento, ubicada en su natal Fresnillo, Zacatecas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí