Llegaron los 2000 y Latinoamérica empezó a liberarse, a desnudarse de prejuicios, de ataduras y una seguidilla de intervenciones performáticas tomaron las pantallas y el interés noticioso de Sudamérica.

Chile no fue la excepción, ya que antes de la llegada de Spencer Tunick, quien realizó variadas sesiones en Sudamérica, el fotógrafo chileno Christian Jamett las realizó en su país y en silencio, teniendo como idea lo realizado por el fotógrafo norteamericano.

Jamett comenzó sus performances realizando cuerpos pintados en 2001, un ingrediente que no había sido considerado antes sin contemplar un setting o un estudio como tal. El aporte del fotógrafo chileno radica ahí en recrear estos estudios en plena calle, con cuerpos pintados, interviniendo el entorno, la locura de la calle y la tranquilidad del paisaje, y de la naturaleza en general.

De ahí vendrían diferentes cinco instalaciones que abarcaron el desierto, Santiago de Chile, cerros sagrados y pueblos como Pútre, a mas de 3 mil 600 metros sobre el nivel del mar, al interior de la ciudad de Arica, en Chile, su país natal.

El marco teórico va más allá, ya que como en las artes no existe nada nuevo bajo el sol, uno de los grandes referentes para Jamett fue el norteamericano Will Macbride, oriundo de San Luis, Estados Unidos, y fallecido en 2015 en Berlín, Alemania, quien tiene un variado registro de desnudos e instalaciones creados de los años 1950 en adelante; entre ellos, la obra Sobrepoblación. ¿La fórmula?, la misma: personas desnudas y acopladas en cajas o en diferentes situaciones, un trabajo que el fotógrafo chileno no olvidaría y crearía diferentes instalaciones que hasta hoy están en la retina de los chilenos y difundidas a nivel internacional.

Las instalaciones de Jamett parten del año 2002 en pleno desierto de Atacama, donde más de 80 personas llegaron al encuentro para ser retratadas por el fotógrafo, quien, entonces con sólo 22 años, saltó a las noticias y programas de televisión de Chile por su registro, y el resto es historia.

Su interés partió netamente con la finalidad de cumplir el desafío de crear un desierto florido de cuerpos humanos; posterior a esta instalación creó un segundo proyecto en 2003, denominado Apocalipsis, una serie de imágenes que tomó en la piscina Antilén en el parque metropolitano en Santiago de Chile. Más de 100 personas fueron parte de este proyecto, creando imágenes surrealistas.

Jamett no ha dejado espacio o atmósfera sin conquistar y en 2004 realizó su proyecto Desnudos en las alturas. A más de 3 mil 600 metros sobre el nivel del mar, el fotógrafo registró en el poblado de Pútre, en el extremo norte de Chile, a 15 personas que posaron para él.

Las instalaciones de Jamett abarcaron desde 2002 hasta 2010, todas enmarcadas bajo un contexto artístico sólido y en las que el fotógrafo siempre contempló y admiró su entorno, o más bien, bajo el contexto de lo sacro, de lo divino, teniendo una estrecha relación con los pueblos originarios.

Conoce el trabajo del fotógrafo Christian Jamett en www.christianjamett.com y en Instagram @christianjamett

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí