Como parte de las actividades para conmemorar el Día de los Derechos Humanos, que se celebra cada 10 de diciembre, la Dirección de Cultura de la alcaldía Benito Juárez presenta la exposición fotográfica Estado 63: Rastros de justicia, de Marcos Moreno Báez,en el Centro Cultural Juan Rulfo.

La muestra del fotoperiodista y coordinador para la Atención de Casos en Organismos Internacionales de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) documenta diversos casos en los que el Estado mexicano ha cometido violaciones en materia de derechos humanos y ofrece una aproximación a la forma de generar políticas para la reconstrucción del tejido social.

En entrevista, el artista, defensor y diplomático señaló que dicha exposición surge del compromiso del Estado en relación a episodios como la masacre de Acteal, incursión paramilitar contra una comunidad tzotzil, perpetrada el 22 de diciembre de 1997 en el municipio de Chenalhó, Chiapas.

“Lo que hemos intentado es el reconocimiento de tales violaciones, como condición necesaria para encauzar una ruta específica de atención basada en los mecanismos internacionales, que pretende hacer justicia y reparar a las víctimas de este daño”.

Explicó que la muestra no sólo obedece al compromiso de los tres órdenes de gobierno respecto al cumplimiento a resoluciones en el marco internacional, sino también a advertir las rutas de acción que se tienen por obligación, tal como demanda el artículo 63 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

“Mientras reconozcamos que se ha violado un derecho humano, habrá mayores oportunidades para hacer justicia a través de esquemas restaurativos, como parte de nuestra obligación ante los mecanismos internacionales que existen”.

Moreno Báez –quien ha trabajado como fotógrafo humanitario para la Organización Mundial para las Migraciones y ha sido reconocido en el Maghreb Photography Awards– apuntó que la fotografía es una herramienta muy poderosa para visibilizar y colocar en el centro a grupos en situación de vulnerabilidad que han sido olvidados.

Explicó que las 38 imágenes que integran la muestra no intentan exonerar la actuación del Estado, sino reconocer las falencias que ha tenido, como condición necesaria para poder reparar integralmente a las víctimas y ofrecer justicia.

“Aunque hay una falta de conocimiento de los mecanismos internacionales, yo creo que todo mundo debe saber que existen, por si el Estado no responde a un asunto en particular, sepan que hay otras instancias a través de las cuales se pueden proteger”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí