Texto y fotos por Dassaev Téllez

Treinta y un niños de seis a 11 años se unieron a las filas de la policía rural de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria, Pueblos Fundadores (CRAC-PC PF), en José Joaquín de Herrera, Guerrero.

Los menores fueron capacitados para defender a sus pueblos del acecho del crimen organizado.

El coordinador de la organización rural, Bernardino Sánchez Luna, declaró que el gobierno del estado ha incumplido con los acuerdos de brindar seguridad, salud y educación a esta zona de la región de La Montaña, por lo que han optado por recibir a más niños en sus filas. Aseguró que los menores fueron quienes se ofrecieron para ser policías comunitarios.

El sábado, los menores marcharon por las calles de la localidad de Ayahualtempa e hicieron una demostración de las capacitaciones que recibieron. También hicieron un llamado a las autoridades federal y estatal para que atiendan sus peticiones, mismas que ya habían sido pactadas hace 15 meses.

Los ‘niños comunitarios’, como se les ha conocido a nivel internacional, reciben adiestramiento táctico tipo militar para disparar y saber posicionarse con las armas, pero solamente los que tienen más de 12 años usan armas de verdad, mientras que los más pequeños usan armas de madera o palos que simulan ser Ak-47 (cuernos de chivo) o AR-15.

Sánchez Luna explicó que los menores también hacen recorridos como si fueran policías comunitarios adultos, además de que el grupo ya ha aumentado en número y en próximos días serán más de 40, debido al interés de otros infantes por formar parte de la CRAC para defender sus pueblos.

“En Ayahualtempa no ha habido nada de apoyo…Hacemos un llamado al gobierno federal para que apoye a las nueve viudas de esta comunidad, a los 14 huérfanos y a los 34 desplazados”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí