Por Adriana Malvido

© Ambra Polidori

La historia, siempre incompleta, guarda episodios y personajes que de pronto emergen para darle una vuelta de tuerca a la lectura que hacíamos de la vida, de los días, años y siglos que nos antecedieron. En la historia de la fotografía los archivos y hemerotecas guardaron durante cien años la mirada femenina, el registro de lo que las mujeres vieron detrás de su lente y congelaron en imágenes que son la voz del tiempo.

Apenas en 1982, el Museo Nacional de Arte de la ciudad de México mostró por primera vez una exposición retrospectiva de Frida Kahlo y de Tina Modotti. A partir de entonces, inició el rescate de personajes femeninos que revolucionaron, sin balas, pero con enorme talento y valentía, la manera de vivir de las mujeres en México. Desde ese momento, emergen sin cesar investigaciones sobre pintoras, escritoras, activistas, poetas… Y ahora, fotógrafas. Su reconocimiento no es una moda sino una necesidad de enriquecer la historia y darle lugar a la mirada femenina en la narrativa de lo que somos, hemos sido y queremos ser.

Hace cuatro años la curadora Emma Cecilia García decidió viajar hasta finales del siglo XIX en busca de los orígenes de este oficio en manos femeninas. Recorrió el país, los estudios, archivos, colecciones públicas y privadas, hemerotecas y universidades, y encontró lo inimaginable, se siguió de frente, pasó por todo el siglo XX y lo que llevamos del XXI. Su maleta, repleta de imágenes, de historia, de estilos, técnicas y géneros fotográficos se abrió en el Centro Cultural Tijuana (Cecut), llenó dos salas de su galería internacional El Cubo, y sorprendió, durante cinco meses, a miles de visitantes con una lectura reveladora, plural y gozosa titulada: “Mujeres detrás de la lente, cien años de creación fotográfica en México 1910-2010”.

Se trata de 211 obras, de un total de 69 autoras, seleccionadas entre más de 500 catalogadas a lo largo de la investigación. La primera intención era publicar un libro pero al ver la riqueza del material, Emma Cecilia y María Elena Blanco, historiadora de arte y coordinadora del proyecto, decidieron exponerlo.

Para leer este artículo completo, adquiera Cuartoscuro 112 en  tiendas  Sanborn’s, red de librerías Educal  y  De Cristal.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí