En los momentos más oscuros de su vida, Pedro Tec encontró una serie de personajes en sus sueños. Estaban envueltos por una atmósfera helada y le parecía que acudían a él en una especie de danza entre la Tierra y el mas allá.

Pronto, con la ayuda de su cámara, Pedro encontró aquellos rostros oníricos en las personas que veía pasar en la calle, muchas de ellas no tenían hogar.

Así nació el proyecto fotográfico Los mayas eternos, una serie de imágenes en blanco y negro que materializan y atrapan el misterio en los sueños de Tec.

“Crear esta serie fue una obsesión que me consumió en las noches, preguntándome quiénes eran, leyendo sus rostros, sus manos, sus esencias. Fue casi una necesidad insaciable poder descubrir sus mundos”, dice el fotógrafo.

“Primero tuve que ganarme la confianza de estas personas, adentrarme a su mundo, entablar una platica, una cercanía. Todo el trabajo se ha hecho con mucho respeto y con el fin de convertir a nuestros ancestros olvidados en un discurso visual que nos permita sentir el orgullo por nuestras raíces ancestrales”, comenta.

Ahora, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, los mayas eternos de Tec viajaron a Ghana, África, en una exposición digital de 15 imágenes que se realiza en el marco de la conmemoración del 110 aniversario del inicio de la Independencia de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí