Por Crisanta Espinosa

La riqueza cultural en México es inigualable y sólida, pues, a pesar del paso de los años, las costumbres y tradiciones se hacen presentes. Tal es el caso del Paseo de la Agricultura, una festividad que se vio frenada en Metepec, Estado de México, debido a las restricciones por el Covid-19, pero dos años después está de vuelta y “más vivo que nunca”.

Este martes las calles de Metepec se llenaron de color y baile con el “Paseo de los Locos”, como también se le llama a esta fiesta en honor a San Isidro Labrador, el Santo Patrono de la Agricultura; tractores, yuntas, triciclos y bicicletas llevaban de adorno retablos, flores, fruta, pan, dulces. También se podían ver a personas repartiendo platillos típicos: mole, tamales, atole…

Esta gran festividad fue posible gracias a las 113 cuadrillas, 308 carros alegóricos y más de 5 mil participantes que recorrieron 6 kilómetros y bailaron por ocho horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí