Ana Luisa Anza

“El esmeril” pasó de un bando a otro. Fue y vino. Pero regresó a manos de las tropas ‘villistas’. El arma que era entonces un fusil de gran poder es “presumida” primero por los federales, quienes habían logrado arrebatárselas a los revolucionarios. Dieciséis días después, son éstos quienes hacen gala del poderío del rifle con original apodo. Y ahí están las fotos para probarlo.

Desde lo más alto del Cerro de la Bufa, los federales resguardan la ciudad. Zacatecas está siendo merodeada por la tropas villistas. Serenos, no saben lo que les espera con el avance de las tropas revolucionarias. La explosión en el Palacio Federal determina quiénes serían los dueños de la plaza. Las imágenes “hablan” del grado de destrucción, de la búsqueda de cuerpos, de la estupefacción de la población.

Una vez tomada la ciudad, vemos aparecer al general Francisco Villa. Montado en su caballo, posa en Guadalupe, Zacatecas, en un triunfo de la estrategia que abriría el paso de los revolucionarios hacia la ciudad de México.

1.-bajas027-e1402430191717
El esmeril, nuevamente en poder de los revolucionarios.

 A cien años, ahí están las imágenes para hacernos ver lo que leemos en los libros de historia. El libro “Episodios fotográficos de la Toma de Zacatecas 1913-1914”, de Jaime Robledo Martínez, narra fotográficamente las escenas que conforman el pasado de un acontecimiento que sería fundamental para el triunfo de la Revolución Mexicana.

Esta publicación, una coedición de Conaculta, el Instituto Zacatecano de Cultura “Ramón López Velarde”, la Fototeca de Zacatecas y la Fundación Pedro Valtierra, A.C., es más que la recopilación de fotografías del episodio histórico de diversos archivos, entre éstos, varios particulares de familias zacatecanas, de la Colección Federico Sescosse, de la Fototeca de Zacatecas y de la Fototeca Nacional.

Es una narración con imágenes que nos permite situarnos en la época, imaginar la vida cotidiana de una ciudad tomada y sitiada, asombrarnos con el asombro ante armamentos considerados modernos en ese entonces, y contemplar, de algún modo, un fragmento de la historia de nuestro país.

Lee más sobre las fotos AQUÍ.

3 COMENTARIOS

  1. yo tengo un arma igualita, que fue una herencia….. mide 1.78 metros y pesa 25 kilogramos – su marca es Westley Richards , hecha en Birmingham Inglaterra y el abuelo se la trajo de Zacatecas en la época de la revolución.
    saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí