Por Oralia García

El fotógrafo Manuel Gutiérrez Paredes perteneció a esa red de espionaje que tejió el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz para “vigilar” todos los aspectos del movimiento estudiantil de 1968, por ello se puede decir que “la mirada del poder” se expone a través de la lente de Mariachito.

Fotos de registro “policiaco” en las que se muestran las pintas y los carteles como certeza del carácter irreverente de los jóvenes estudiantes… en las que aparece el trapo rojinegro como evidencia para desacreditar el movimiento, o bien, en las que los detenidos son observados y exhibidos como sujetos vulnerables al poder.

Las imágenes de Mariachito son indudablemente uno de los archivos gráficos más importantes que se conocen sobre el movimiento estudiantil del 68, y es quizás el más difundido; sin embargo, no se le ha dado el tratamiento justo, porque en la mayoría de los casos, se han publicado como objetos plasmados para “ilustrar” textos que abordan sobre la temática.

Estas representaciones que fueron realizadas con un propósito claro, para un uso específico de control, tienen una lectura distinta a 51 años de distancia, por su incuestionable carácter documental, que explica su valor histórico.

La Universidad Nacional Autónoma de México realizó la compra de parte del archivo del fotógrafo Manuel Gutiérrez Paredes Mariachito en diciembre de 2000. Se trata de material fotográfico (4 mil 328 negativos), de los cuales mil 268 corresponden al movimiento estudiantil del 68. Estas imágenes fueron captadas por Gutiérrez Paredes durante el tiempo que trabajó para la Secretaría de Gobernación (de 1965 a 1970), fungiendo también como fotógrafo particular del entonces secretario Luis Echeverría Álvarez.

En 2002, la colección fue digitalizada en su totalidad, a petición del exrector Juan Ramón de la Fuente, con el propósito de donar una copia del archivo (digital) a la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado.

Estos testimonios gráficos serían un instrumento de suma importancia que contribuiría a la investigación de los sucesos de 1968.

Las imágenes captadas por Manuel Gutiérrez Paredes, por encargo de la Segob y de Echeverría Álvarez, tenían el propósito de documentar por medio de la lente aspectos del movimiento estudiantil.

El fotógrafo registró algunos de los episodios más importantes, como pintas, movilizaciones y detenciones de las que fueron objeto los estudiantes.

La información contenida en cada sobre de la colección fue descrita por el propio fotógrafo; la mayoría de las veces coincide con los reportajes de algunos periódicos y las cronologías existentes sobre los sucesos de julio a diciembre.

Entre los más importantes se pueden mencionar las detenciones a estudiantes de la Vocacional 5 del IPN y de la Escuela de Arte Dramático del INBA, el 30 de julio; las grandes movilizaciones del 13 y 27 de agosto, y la marcha del silencio el 13 de septiembre; los sucesos del 28 y 29 de agosto (el desalojo de la Plaza de la Constitución y el acto de desagravio a la Bandera nacional); las ocupaciones militares de Ciudad Universitaria y el Casco de Santo Tomás del IPN; el mitin en la Cámara de Diputados, organizado por la Unión Nacional de Mujeres Mexicanas el 30 de septiembre y, por último, las imágenes más conocidas sobre las detenciones a algunos miembros del Consejo Nacional de Huelga en el edificio Chihuahua, el 2 de octubre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí