Los fotógrafos José Carlos González y Mauricio Palos durante el Encuentro Nacional de Investigación sobre Fotografía en el Centro de las Artes. © Aarón Cadena

San Luis Potosí.- El fotoperiodismo ha sido el caldo de cultivo de mucho trabajos documentales e incluso de proyectos que persiguen un fin artístico. Dos de los casos más recientes son el de Fernando Brito, ganador de la Bienal de Fotografía, quien desde  su postura como periodista desarrollo un trabajo muy sugerente  sobre la violencia; y  Mauricio Palos, cuya formación base fue en el periodismo y quien recientemente editó el libro My perro rano sobre la migración sureña. Este  fue uno de los planteamientos realizados la tarde de ayer  en el Encuentro Nacional de Investigación sobre Fotografía.

Los fotógrafos José Carlos González, Mauricio Palos y Alberto del Castillo integraron la mesa Historia presente: Fotoperiodismo y documento, en la que también se destacó el valor documental que con el paso del tiempo  toma la fotografía periodística. Y aquí el ejemplo lo dio el historiador Alberto del Castillo con su amplia investigación sobre la utilización de la imagen periodística en el movimiento  estudiantil del  68, que ha derivó recientemente  en una exposición en el Centro Cultural Tlatelolco que concluye el 10 de enero.

Del Castillo se refirió a la posibilidad de proponer, a través de pistas fotográficas, lecturas  en torno a los sucesos históricos, como en su caso particular ocurrió a partir de las fotografías del movimiento estudiantil del 68.

Entre los múltiples temas que se han derivado de la investigación a la que se ha dedicado en los último años a partir de la foto periodística que en aquel entonces se publicó, mencionó el caso de los grupos de ultraderecha que aparecen en las fotografías y cuya lectura no se detiene en el 2 de octubre ni en el 68, sino que tienen “repercusiones que van mucho más allá”.

En su turno José Carlos González realizó un recuento de la edición de la muestra anual nacida a iniciativa de los fotógrafos de prensa en activo en 2005: la Expofotoperiodismo, que ha sufrido diversas evoluciones y la más reciente,  anunció González, es el acuerdo con el Centro de la Imagen, que prestará su infraestructura para el montaje, difusión e itinerancia para la muestra. La organización y decisiones seguirán en manos de los fotoperiodistas. La convocatoria de la Expofotoperiodismo 2011, adelantó, comenzará a circular la semana entrante.

Este tipo de iniciativas, así como la búsqueda de canales alternos a los tradicionales para la divulgación de los trabajos fotográficos tanto de prensa como documentales, fue otro de los temas  abordados durante la mesa. Mauricio Palos compartió su caso,  en el que debió  buscar  y crear formas propias de difusión más allá de periódicos y revistas, como fue crear una página electrónica,  buscar la publicación de un libro y un documental videograbador.

“La búsqueda de espacios es el problema mayor, y no hemos esperado que nos lo resuelvan, nos hemos convertido en nuestros propios gestores culturales. No me tocó la época dorada del fotoperiodismo en que los fotógrafos eran mandados a los conflictos y enviaban sus rollos en el aeropuerto, a mí me tocaron otros procesos y o tras búsquedas”, expreso Mauricio Palos.

De igual forma el fotógrafo destacó que en su caso el periodismo fue básico para concientización y el acercamiento a los temas, que posteriormente no sólo han quedado en fotos, sino en libros,  documentales y videos. (Anasella Acosta N.)

Marú Martínez, coordinadora del área de Fotografía del Instituto Potosino de Bellas Artes durante una de las conferencias en el Encuentro Nacional de Investigación sobre Fotografía en el Centro de las Artes de San Luis Potosí. © Aarón Cadena

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí