Por Anasella Acosta

Cortesía de Inéditas Films & Media Center (http://camaracasasola.blogspot.com)

La imagen de la Revolución es por muchas razones una fotografía en blanco y negro vista en la infancia y grabada en la memoria con tal persistencia que, resulta inquietante desligar el hecho en sí de la imagen inscrita con plata sobre papel. Quizá por ello, la ausencia de fotografías de la Revolución en los libros de texto actuales se presentó a la mirada del director del documental Cámara Casasola, Carlos Rodrigo Montes de Oca Rojo (México D. F., 1974), como uno de los hallazgos “más graves” durante el rodaje de esta producción, estrenada en el centenario de la Revolución Mexicana.

Realizado como un ejercicio de repaso histórico a partir de las imágenes captadas, conservadas, comercializadas y divulgadas por el empresario Víctor Agustín Casasola, quien fundó la primera agencia fotográfica en México, cuya mayor actividad se desempeñó durante el movimiento armado, este documental fue realizado con apoyo del Instituto Mexicano de Cinematografía, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, a través de la Fototeca Nacional, Erendira Producciones, la propia casa productora del investigador y director: Inéditas films, Media Center y Producciones P y P.

Montes de Oca cuenta: “La película está narrada como una carta que yo hago a mi hijo explicándole que estoy seguro que no va a ver nada de estas imágenes —las de la Revolución— en su salón de clases, y hago está película para que conozca y comprenda la Revolución y quienes fueron los héroes que participaron”.

¿Cómo defines esa historia a partir de Casasola?

El discurso histórico Casasola es bastante ambiguo y tiene una relación con el poder. No podemos pasar por alto el sentido editorialista que tenía el discurso Casasola, donde al zapatismo se le daba un trato despectivo y a Huerta se le convirtió en un icono de poder. Hay cierta  parte de ese discurso con el que podemos estar o no de acuerdo,  pero más allá de ese evidente discurso oficial de Casasola, lo valioso es su carácter de compilador, de persona extremadamente disciplinada, de visionario que se dedicó a coleccionar imágenes  de una manera obsesiva… Conozco la obra de otros fotógrafos de la Revolución cien veces más impresionante, con una contundencia técnica mejor que la de Casasola, lamentablemente no tuvieron la disciplina de resguardarla, Casasola lo mantuvo, su valía está en eso, en resguardar muchas imágenes que seguro no conoceríamos sin su labor.

¿Qué hallazgos hubo en la realización de este documental?

El hallazgo más grave fue el hecho de que en este plan educativo, el que entró en vigencia hace dos años, la Revolución se convirtió en casi nada. Lo más evidente es que el libro de sexto de primaria tenía antes 30 hojas dedicadas a la revolución, estaban muchas imágenes del archivo Casasola. Ahora el libro de sexto de primaria es una reedición del libro de quinto, con algunos otros temas que ven en secundaria, pero ya no toca la historia de México. Eso es bastante delicado porque hay una selección de la iconografía visual del centenario.

Para su investigación Carlos Montes de Oca revisó tres acervos: el Fondo Casasola, que incluye obra de 150 fotógrafos y que resguarda la Fototeca  Nacional, y los acervos en manos de dos de sus familias herederas:  Bazar Fotográfico Casasola y Editorial Casasola.

La liga entre pasado y presente en este documental es la escuela, esa institución en que la Revolución se forjó como acontecimiento identitario, y que fue creadora de héroes y triunfos en los que se asentó durante muchos años la visión de un México próspero. Por ejemplo, dice Montes de Oca, en la ciudad de México “escogimos una escuela que estaba atrás de la prisión de Lecumberri. En la escuela escuchamos clase de la Revolución sobre la Decena Trágica, y cuando el niño va de regreso a su casa pasa por el lugar exacto donde asesinaron a Madero y a Pino Suárez. En función de ese criterio, con sitios históricos, y la facilidad de acceso escogimos una serie de escuelas en diez estados”.

El documental Cámara Casasola está disponibles en DVD, y se exhibe en salas de arte y centros culturales de diversas partes de la república. Puede consultarse la programación  en la página http://camaracasasola.blogspot.com/.  Sobre esta forma de distribución apunta el también guionista: “Intentamos en salas de cine comerciales, y no hubo respuesta, no es un tema de su interés. Vender el DVD y organizar promociones y distribuciones es nuestro objetivo. Mejor que lo vean de manera gratuita”.

2 COMENTARIOS

Responder a Raul Arteaga Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí