El Museo del Estanquillo Colecciones Carlos Monsiváis de la Ciudad de México rinde homenaje a uno de los directores de cine más prolíficos: Gilberto Martínez Solares.

La exposición El ingenio foto fílmico de Gilberto Martínez Solares. 70 años de creación explora más de 150 cintas dirigidas por el también fotógrafo y cinefotógrafo, muestra cerca de 700 piezas —entre fotografías, carteles, bocetos, vestuario, guiones, memorabilia y fragmentos de películas— y recuerda la cinefilia de Carlos Monsiváis y sus apreciaciones sobre el cine mexicano.

Curada por Elisa Lozano, colaboradora de Cuartoscuro, el recorrido visual cuenta con la participación de los estudiosos del cine Rosario Vidal, Eduardo de la Vega, Xóchitl Fernández, Roberto Fiesco, Héctor Orozco, Rafael Aviña y Hugo Lara, para dar cuenta de los inicios de Martínez Solares en la fotografía de estudio en la década de 1930 y recorrer su filmografía diversa en géneros y temáticas.

Autor de la mayoría de sus guiones, el prolífico realizador tuvo entre sus colaboradores a Emilio Fernández y a escritores tan relevantes como Rodolfo Usigli y Mauricio Magdaleno. A lo largo de su trayectoria supo adaptarse a los cambios de la industria y, sobre todo, al gusto del público, con quien siempre conectó de forma extraordinaria.

Durante la llamada época de oro del cine mexicano, aportó obras fundamentales como Internado para señoritas (1943), El globo de Cantolla (1943), Resurrección (1943), Su última aventura (1946), El rey del barrio (1950) o Calabacitas tiernas (1948), protagonizadas por Mapy Cortés, Lupita Tovar, Emilio Tuero, Arturo de Córdova, Esther Fernández y Germán Valdés Tin Tan.

Además, apadrinó el debut de Miroslava, Carmen Montejo, Abel Salazar y Rita Macedo. Dirigió comedias estelarizadas por Resortes, Clavillazo y Piporro, lo mismo que por estrellas juveniles como Angélica María, Fernando Luján, Fanny Cano y Julio Alemán. Siempre innovador, creó la disruptiva cinta Satánico Pandemónium; exploró temáticas y estéticas variopintas con El Santo, Blue Demon, Juan Gabriel y María Elena Velasco La india María, con quien logró históricos éxitos de taquilla.

En las décadas de 1980 y 1990 incursionó en las llamadas “sexy comedias”, para acercarse al “nuevo cine mexicano”, en la cinta Crisis (1998), filmada poco antes de morir. Conocedor absoluto de su obra, Carlos Monsiváis definía a Gilberto Martínez Solares como un “cineasta de la espontaneidad”.

Particularmente, admiraba sus películas El Rey del barrio y Calabacitas tiernas, y reunió una nutrida memorabilia de otros títulos y de sus imágenes tempranas que hoy se exhiben por primera vez junto a materiales de colecciones públicas y privadas, entre las que se cuentan: el propio Archivo de la Familia Martínez Solares, Mil Nubes–Foto (Roberto Fiesco), Filmoteca de la UNAM, Cineteca Nacional, Archivo Fílmico Agrasánchez, Colección y Archivo de Fundación Televisa, Diana Internacional Films, Colección Pedro Barrios y el Archivo Documental Héctor Orozco, entre otros, que integran esta muestra que pretende saldar una deuda histórica con Gilberto Martínez Solares, considerado un extraordinario fotógrafo, un genio de la comedia y un pilar de nuestra cinematografía.

El ingenio foto fílmico de Gilberto Martínez Solares. 70 años de creación se podrá visitar  hasta el 19 de septiembre.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí