Por Carolina Romero

Para Héctor AD Quintanar, la fotografía es un medio para transmitir el mensaje de identidad de los pueblos a través de imágenes.

Antropólogo de profesión y fotógrafo de a pie, formado bajo la enseñanza del ensayo y error, Héctor recorre las comunidades en busca de los símbolos tangibles que forman parte de la cosmovisión de las personas, ya sea en una fiesta, en un rito religioso o en sus oficios tradicionales. Luego los atrapa en sus fotos.

“Hago fotografía etnográfica. Esta serie la tomé en comunidades de Puebla y Veracruz, estados hermanados por un devenir histórico similar donde se conjuntan carnavales, fiestas religiosas y sacralidad indígena”, cuenta en entrevista con Cuartoscuro.

Pero su encuentro con el quehacer fotográfico no devino siempre de la curiosidad antropológica. Fue después de que se quedó sin empleo que Héctor recibió una cámara como regalo. Entonces, Coatepec, la ciudad en la que vive, y sus recurrentes celebraciones patronales cobraron un sentido distinto. Ahí comenzó  a hacer foto.

“Conjunté mi pasatiempo con mi trabajo como antropólogo y así fue creciendo. La fotografía fue para mí una de esas cosas que no sabes que quieres, pero te llegan”, asegura.

“Considero que tengo una ventaja al no ser profesional de la fotografía. Tomé cursos, pero no vengo de la escuela dura de artes, creo que esa es una ventaja. No tengo ciertos vicios de la foto, pero tengo los de la antropología”.

Para Héctor, el lenguaje visual ha sido un modo de acercarse al lenguaje que tienen los pueblos para expresarse a sí mismos, para traducir su mensaje de identidad e, incluso, las señales visibles de su historia a través de imágenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí