El libro Agustín Víctor Casasola. El fotógrafo y su agencia, de Daniel Escorza, desmitifica a uno de los más notables fotógrafos de la Revolución Mexicana, tanto por su trabajo de registro como por su labor de acopio de imágenes de la gesta armada tomadas por otros fotógrafos en varias regiones del país, muchos de los cuales no han sido identificados hasta el presente, pero su trabajo ha conformado el acervo Casasola, que resguarda desde 1976 la Fototeca Nacional.

A lo largo de cuatro capítulos, el autor reconstruye elementos biográficos de la trayectoria de Casasola, su formación como reportero y fotógrafo y los periódicos en los que trabajó en las épocas porfiriana y revolucionaria. También se aborda cómo creó su agencia fotográfica, desde la cual, fue conformando un acervo de miles de imágenes de todo tipo, desde la vida cotidiana, retrato y el conflicto armado que se desarrollaba en el país.

Asimismo, el texto se dedica al registro que llevó a cabo Casasola y la diferencia de estilos o formas de retratar de otros fotógrafos de la época, como su hermano o sus hijos, y a la publicación del “Álbum histórico gráfico”, editado en 5 volúmenes, que registran la vida del país entre 1911y 1921, crónica visual que sintetiza la forma de ver una época desde la perspectiva de Casasola, acuciosa y a fondo, con fotos tomadas por él y de otros fotógrafos, pero recopiladas por él.

De acuerdo con el historiador Jaime Robledo, es difícil abordar la trayectoria de Agustín Víctor Casasola, ya que ha sido muy estudiado en diferentes ediciones desde hace años, pero el trabajo de Daniel Escorza ofrece nuevas perspectivas a los interesados en la imagen del periodo del Porfiriato, la Revolución y la Posrevolución.

La investigación detallada del autor, apoyado en un sólido cuerpo teórico y con el respaldo de muy atinadas fuentes que incluyen entrevistas a descendientes de Casasola, es también un manual metodológico para aproximarse al estudio de cualquier acervo fotográfico, ya que guía al lector para captar el mensaje visual de cómo un fotógrafo capta una época determinada y cómo traducirla en el presente del observador, aun con siglos después de haber realizado las tomas.

Daniel Escorza es doctor en historia por la ENAH, ha publicado diverso libros sobre fotografía, así como ensayos y reseñas en varias revistas especializadas en la imagen, actualmente se dedica a la investigación en la Fototeca Nacional, dependiente del INAH.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí