Por Carolina Romero

Sin un ancla y livianos de equipaje. Sólo llevan a cuestas la emoción de moverse de un lugar a otro. No tienen la obligación, mucho menos la preocupación, de echar raíces. Son como sombras que aparecen, pero que en cualquier instante ya no están. Así van los gitanos por el mundo.

Maravillado por ese espíritu peregrino, al grado de que convirtió esa cosmovisión en un modo de vida, Lorenzo Armendáriz deja claro que para él, “lo importante no es el destino, sino el trayecto”, y su viaje fotográfico alrededor de los rasgos identitarios, la historia y la vida cotidiana de este pueblo lo ha llevado a recabar imágenes a lo largo de más de dos décadas de recorridos por todo el mundo.

Sus retratos de la comunidad gitana en México, Chile, Argentina y Rumania, así como documentos históricos provenientes de diferentes acervos, dan forma a la exposición La gente del viaje: gitanos sin fronteras, que se encuentra montada en el Museo Archivo de la Fotografía (MAF), el cual -debido a la contingencia sanitaria ocasionada por el coronavirus- trasladó el recorrido al mundo digital a través del Facebook de la institución. 

La muestra da a conocer expresiones distintivas, rutinas diarias, cartas de inmigración, tarjetas de naturalización y hasta ideas de cómo quiere ser visto este grupo cuyo origen se remonta, de acuerdo con algunos historiadores, al subcontinente indio. Este viaje al corazón del pueblo gitano es, per se, el viaje de Armendáriz.

La muestra puede visitarse en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/mafmuseo/photos/a.212193252307170/1375861945940289/?type=3&theater

Mientras que una entrevista con el fotógrafo está disponible aquí: facebook.com/watch/?v=568121473807796

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí