Vida cotidiana en las calles de Dubai, Emiratos Árabes Unidos, país de oasis y espejismos donde, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 90% de la población es inmigrante.

Provenientes principalmente de países del sudoeste asiático, así como de India, Nepal y Pakistán, son los migrantes quienes echan a andar, junto con la producción petrolera, la máquina económica emiratí, trabajando en distintos rubros laborales ante la ingente demanda de la industria turística en las grandes ciudades, así como de la producción agrícola y pesquera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí