Por Elisa Lozano

Más de medio siglo respalda a la Filmoteca de la unam como una de las instituciones fundamentales en el desarrollo de la cultura cinematográfica en nuestro país.

Es, sin duda alguna, un lugar de consulta obligada para cualquier interesado en el estudio del cine mexicano ya que, además del valioso acervo fílmico que conserva, el recinto cuenta con un Centro de Documentación, un espacio que no sólo resguarda miles de fotografías, revistas, libros, guiones, carteles e imágenes en variados soportes, técnicas y formatos, sino otros curiosos materiales, que van desde los documentos generados por los sindicatos y los programas de mano originales, hasta una nutrida memorabilia en la que lo mismo encontramos tarjetas telefónicas con los rostros de las estrellas del periodo clásico nacional que promocionales de las películas, impresos o juegos de mesa.

Se trata de un archivo abierto que constantemente se enriquece con la incorporación de colecciones y archivos particulares, donados en su mayoría por los descendientes de figuras de distintos ámbitos del quehacer cinematográfico —directores, productores, intérpretes, críticos, escenógrafos, catedráticos y promotores de cine— entre los que destacan los de Fernando de Fuentes, Francisco García Urbizu, Arcady Boytler, Lourdes Rosas Priego, Gregorio Wallerstein, Gonzalo Elvira, María Luisa Zea, Carlos López Moctezuma, Fernando Fernández, Paco Ignacio Taibo I, Francisco Marco Chilet, Alfredo Joskowicz, Joaquín Rodríguez, y los de organismos como la Fundación Carmen Toscano iap que depositó en la unam el Fondo Salvador Toscano.

Para continuar leyendo adquiere la revista Cuartoscuro 144, a la venta en Librerías Educal, Sanborns y en el kiosko digital Nubleer.

¡Suscríbete a la revista Cuartoscuro y recibe cada ejemplar en la puerta de tu casa!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí