Por Carolina Romero

“Entrada de registro. El espécimen ha alcanzado su etapa adulta. A la espera de ser clasificado”, escribe Cecilia Manzanares en su bitácora de estudio. La fotógrafa termina de tomar las imágenes de registro y deja el diario sobre su mesa de trabajo, al lado de una especie de bisturí con el que seguramente continuará su meticulosa investigación biológica…Al lado está la bandeja de acero en la que descansa el escarabajo, el cual, como sólo ocurriría en un mundo kafkiano, ha dejado atrás su vida como rábano olvidado en el refrigerador de la cocina para convertirse en un animal digno de ser estudiado.

Cecilia, quien está nominada a los Sony World Photography Awards y al Latin America Professional Award, no me contó esta anécdota, pero de eso precisamente se trata el trabajo con el que está nominada a los premios que se dan a conocer este 9 de junio: de que quien vea sus fotografías interprete, imagine, se apropie de las imágenes, cree una historia alrededor de ellas y que las entienda sin el rigor de un solo deber ser.

“Espécimen 07 nace de la curiosidad que he tenido desde niña por las texturas y formas del mundo natural, y del constante pensar en un aforismo de Nietzsche: ‘El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación’”, cuenta en entrevista con CUARTOSCURO.

La fotógrafa vuelve constantemente a esta premisa, ya que expresa la curiosidad que tiene por las texturas y formas del mundo vegetal, algo que la ha intrigado desde la infancia, y que, una vez que descubrió las posibilidades de la fotografía, lección aprendida en un aula de universidad, le mostró una nueva forma de explorar el mundo a través de la cámara. 

Para ella, la fotografía es observar desde diferentes perspectivas, descubrir mundos, explorar formas a través de la lente. Gracias a ella puede experimentar, materializar y registrar su relación con la realidad y la forma en que la interpreta.

“El espécimen 07 es una serie fotográfica en la que los límites aparentemente definidos entre vegetal y animal se diluyen y mezclan, dando lugar a seres que se originan en la imaginación y se crean a partir de fragmentos de vegetales en mi cocina. Estos fragmentos pierden su identidad original y adquieren una nueva cuando se unen. Esta serie muestra las etapas de desarrollo de uno de estos especímenes”, narra.

Con este proyecto, cuestiona la manera en la que observamos lo cotidiano y percibimos lo real… un truco al ojo que, además, sirve al lector como un ejercicio mental en el que la mente juega a inventar un sinfín de posibilidades.

“Me gusta la exploración visual. Mi trabajo ha estado orientado a la naturaleza porque es un mundo que siempre me ha fascinado e intrigado, y desde esta parte he abordado el tema de los vegetales de consumo cotidiano”.

Pero Cecilia también tiene interés en otros temas, entre ellos la arquitectura y sus formas abstractas.

Sobre su nominación a los SWPA, dice: “Que estas organizaciones reconozcan mi trabajo y le den difusión es muy valioso. Me emociona que muchas personas puedan ver mis fotografías y puedan hacer su propia interpretación de la serie”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí