“Se toma un cuerno de Unicornio, se aguza finamente por la punta y con él se practica un pequeño orificio sobre cualquier superficie refulgente. Por este orificio podrán hacerse pasar, comprimiendo su esencia, toda clase de personas, objetos y lugares, mismos que deberán ser guardados cuidadosamente en una caja de cartón donde permanecerán por la eternidad para ser sacados cuando alguien los necesite*”

Hace casi cuatro décadas, la figura del mago y alquimista Adojhur salió la luz como creador de la antigua técnica fotográfica que hoy llamamos cámara estenopeica. Un instrumento que, como su nombre lo indica, está desprovisto de una lente y sólo requiere de un estenopo —u orificio— que hace pasar la luz formadora de las imágenes en “la caja mágica”.

Carlos Jurado (1927-2019), cuya obra se caracterizó por la experimentación de procesos antiguos, es representante de la creación de este tipo de imágenes y técnicas, resultado de un pensamiento visionario y espíritu alquimista.

Sus imágenes forman parte de la exposición virtual La caja mágica y el unicornio, que se puede visitar en este enlace. 

En los años ochenta del siglo pasado, la teoría de la ficción en la fotografía encontró precedente en Jurado. Y de ahí en adelante, los nuevos alquimistas han retomado las enseñanzas del maestro buscando encontrar al unicornio que les consienta utilizar su cuerno para la elaboración del estenopo, que les permita capturar el entorno que les rodea.

Actualmente, la ficción de Carlos Jurado sigue vigente provocando magia al observar las imágenes de atmósfera íntima, casi etérea que les confiere la toma estenopeica.

Jurado: pintor, alquimista, fotógrafo, domador de leones y unicornios, un Artista con mayúscula, era, antes que otra cosa, un hombre generoso siempre dispuesto a compartir el conocimiento además de su creación.

En 2006 donó a la nación mexicana su obra fotográfica. Más de cuatrocientos negativos desde los años setenta a inicios del siglo XXI, se encuentran actualmente en la Fototeca Nacional del INAH. Es a partir de una revisión de esta colección que se produce esta exposición, para dar cuenta de las imágenes más representativas del autor en diferentes etapas de su producción.

* Fragmento del Tratado Mágico de la Aprehensión de las imágenes de Adojuhr, México 1973

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí