Ricardo González

 -3La fotografía en Oaxaca está de plácemes por la celebración de la 1° Bienal de Fotografía FOTOAX 2014 con el patrocinio del Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) y la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (SECULTA).

El Centro Fotográfico Álvarez Bravo será sede del evento de premiación que se realizará el 10 de octubre a las 19:30 hrs, en donde se conocerá al ganador de la Bienal. La lista de seleccionados incluye a los fotógrafos Antonio Turok, Baldomero Robles, Bertha Cervantes, Edith Morales, Gilda Genis, Jazzibe Santos, Daniel Robles, Julia Barco, Katie Swietlik, Marcel Rius Baron, María Luisa Santos, Nelson Morales, Ricardo Audiffred, Sergio Ventura Neri, Octavio López y Vittorio D’Onofri, quienes fueron seleccionados de entre un total de 81 participantes en la nobel bienal.

El fotógrafo Vittorio D’Onofri comentó a Cuartoscuro sobre los orígenes para llevar a cabo la consumación de la primera Bienal de Fotografía en Oaxaca. El fotógrafo italiano llegó hace 19 años, decidió entonces continuar con el desarrollo de su carrera ahí. “Cuando vine aquí, observé que los fotógrafos se juntaban, como ahora lo hacen, cosa que en Italia nunca encontré; para mí fue fascinante, entonces empezamos a crear un grupo de fotografía que llamamos Luz 96. Francisco Toledo apoyó con la creación del Centro Fotográfico en 1996, cosa digna de agradecimiento por parte de la ciudad de Oaxaca. Con ello se dio albergue a este grupo de fotógrafos que no contaban con un lugar sede para desarrollar sus actividades”.

Luz 96 participó en cuatro ediciones del Festival de Fotografía Fotoseptiembre, organizado por el Centro de la Imagen, además de 28 exposiciones y presentaciones de libros. Más tarde con la salida de Cecilia Salcedo, quien dirigió el CFMAB durante 7 años, el grupo se separó, sin embargo la amistad continuó, explica el lanuviano, pero cada quien siguió su camino profesional en la fotografía. Para entonces se había formado ya otro grupo llamado Visive donde ya se hablaba de un proyecto nacional de fotografía el cual no evolucionó.

D’Onofri, había propuesto con anterioridad a la Secretaría de Cultura del estado de Oaxaca la realización de una Bienal de Fotografía pero no había cuajado hasta hace tres años.

“Yo me mantuve con este sueño y no dejé la idea de poder hacer algo importante en Oaxaca relacionado con la fotografía ya que Oaxaca es un centro donde se puede dar cualquier tipo de actividad artística cultural, hay una comunidad muy amplia, oaxaqueños muy valiosos, gente de todas partes de la República, de diversos países del mundo, entonces se da este intercambio que facilita la creación, y desde hace 3 años empecé a formalizar el proyecto, a presentarlo con Webster. El año pasado parecía que ya estaba aprobado, pero en el último momento me dijeron que no. Mi necedad me llevó a presentarlo con la nueva administración.  Acogieron la idea y se dio esta Bienal”.

Agrega que como inicio, la convocatoria se extendió a nivel del Estado de Oaxaca con el fin de crear un termómetro que reflejara el momento en el que se encontraba la fotografía oaxaqueña, para que en el futuro tal vez algunas instituciones pueden otorgar recursos para mejorar la situación. Los miembros del jurado que son tres, cuyos nombres se revelarán el día de la premiación, al final emitirán un escrito manifestando sus impresiones y recomendaciones.

Ahora, seguirán trabajando para fortalecer la Bienal y convertir a Oaxaca en un centro de referencia para la fotografía mexicana e internacional.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí